Félix Camas

Zinacantán.- Debido a que las autoridades federales como el Instituto Nacional de Antropología e Historia no han concluido con la rehabilitación del templo de San Lorenzo, el turismo en esta localidad ha venido a la baja considerablemente, al menos ahora se encuentran en 40 por ciento por debajo de la afluencia que generalmente reciben en cada temporada vacacional, señaló el presidente, Manuel Martínez Jiménez.

“Gracias a la promoción que le hemos dado a nuestro pueblo, ahora la afluencia de visitantes no estuvo tan baja, antes de la fiesta de San Lorenzo llegamos a tener una baja hasta de 60 por ciento, pero ahora podemos decir que hemos mejorado, nos encontramos ya un 40 por ciento abajo, pero estaríamos mejor si las autoridades hubieran cumplido”.

Y es que luego del terremoto del pasado 7 de septiembre, los templos de San Lorenzo y San Sebastián fueron severamente dañados, por lo que las autoridades federales les prometieron rehabilitarlos antes de sus festividades, cuestión que no han cumplido.

“La afluencia de visitantes ha mejorado gracias a que hemos hecho una gran promoción de nuestro municipio, esperamos antes que concluya mi administración los templos queden listos, pero ya no depende de nosotros, nosotros ahora en agosto festejamos nuestra fe y esperanza al Señor de Esquipulas y San Lorenzo y pedimos que todos los días tengamos bienestar para el municipio y para cada una de nuestras familias”.

Martínez Jiménez dijo que su Administración no dejará deudas, “cerramos muy bien, no tenemos ninguna deuda que pagar, estamos al corriente con nuestros contratistas y proveedores, hemos cerrado bien, nosotros siempre hemos mantenido la transparencia en cada una de las comunidades y puedo decir que no tenemos ninguna obra inconclusa”.

“Falta entregar dos apoyos a todas las comunidades, lo estaremos haciendo en estos días, y el último apoyo a las comunidades se dará entre el 14 y 15 de septiembre, con ello entregamos la Administración”, concluyó.