El PREA ayuda en la mejora de la calidad de vida a través de talleres, pláticas, campañas y eventos que inciden en su independencia funcional

Los servicios de Prestaciones Económicas y Sociales colocan al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) como punta de lanza en la atención al adulto mayor, por ello, ha desarrollado herramientas como el Programa de Envejecimiento Activo (PREA), que coadyuvan con su funcionalidad física, mental, emocional y social.

En ese sentido, el doctor Carlos Humberto Gámez Mier, jefe del Área de Vinculación en Promoción de la Salud, explicó que a través de los cursos, talleres, pláticas, campañas y eventos que ofrece el PREA se mejora la calidad de vida a medida que las personas envejecen, esto se refleja en su salud, participación social y seguridad en ellos mismos.

Agregó que durante 2018, más de 323 mil adultos mayores de 60 años se inscribieron a este programa en las más de 123 Unidades Operativas de Prestaciones Sociales Institucionales (UOPSI) y en el Centro de Atención Social a la Salud de las y los Adultos Mayores (CASSAAM).

El doctor Gámez Mier precisó que a través del PREA se ofrece valoración de su independencia funcional, con intervenciones individuales de atención grupal según sus gustos, intereses y necesidades, pues el IMSS tiene un fuerte compromiso con la salud de las y los mexicanos, y en particular con la población adulta mayor que va en ascenso.

Subrayó que la atención que reciben es multidisciplinaria, por lo que los especialistas se apoyan en valoraciones gerontológicas y ocupaciones cotidianas para poder instrumentar talleres que fortalezcan sus habilidades y destrezas físicas, cognitivas, emocionales y sociales.

También se asesora a los adultos mayores en el uso de nuevas tecnologías como Facebook, Messenger, Instagram, Twitter y WhatsApp, a través del modelo de atención social a la salud con actividades significativas que se puedan graduar de menor a mayor intensidad y que logren la participación satisfactoria del usuario.

El especialista del Seguro Social resaltó que los adultos mayores son asesorados sobre el uso de silla de ruedas, bastón, andadera, muletas, prótesis, ortesis y demás aparatos de apoyo, que de acuerdo a su edad o condición física son necesarios para su movilidad y libertad.

Enfatizó que a lo largo de la vida, el IMSS está presente en cada etapa de sus derechohabientes, por lo que recomendó inscribirse a los programas que el Seguro Social pone a su alcance de acuerdo a su grupo de edad, de esta manera, al llegar a la tercera edad serán hombres y mujeres activos, saludables y productivos.