Alta incidencia de infartos por falta de ejercicio: IMSS

El ejercicio es la mejor medicina para prevenir y controlar numerosos padecimientos, entre ellos la hipertensión o presión alta, el colesterol y triglicéridos elevados, diabetes, obesidad, ácido úrico, alcoholismo y tabaquismo, aseguró Licely Angélica Gómez Ricardez, coordinadora delegacional de Salud Pública del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chiapas.

Amplió que aproximadamente el 85 por ciento de las personas que sufren un infarto o padecen enfermedades cardiovasculares no realizan ningún tipo de actividad física, y su promedio de edad oscila entre los 40 y 50 años de edad, destacando que la edad y estado físico no son impedimento para comenzar a ejercitarse.

Lee también:  Día mundial del cáncer de ovario: el acceso a una nueva oportunidad de vida

Por lo que aconsejó que los adultos que han sido sedentarios durante varios años y decidan hacer ejercicio de alto impacto, deben someterse preferentemente a un examen médico para determinar si no existe contraindicación o si requieren de algún estudio o cuidado especial.

Y recomendó la práctica de ejercicios consistentes en movimientos suaves que abarcan a grandes masas musculares, permitiendo el correcto equilibrio entre el oxígeno disponible y su utilización, por lo que también se denominan aeróbicos, tales como la caminata, el trote suave, utilizar bicicleta o realizar natación.

Lee también:  Reconoce IMSS Chiapas a su personal por desempeño, actitud y servicio

Advirtió que el ejercicio no dosificado, y peor aún no indicado, puede ser peligroso en personas enfermas del corazón, con diagnóstico de asma, obstrucción de arterias de las piernas o bien con diabetes o exceso de obesidad. Estas personas deberán practicar ejercicios bajo vigilancia médica.

El realizar actividad física es factor determinante para mantener el peso adecuado a la estatura y conservar la salud, deseos de trabajar, estudiar y además sentirse muy bien consigo mismo.