El gobernador electo de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, reconoció a Andrés Manuel López Obrador como gran apóstol de la justicia social en México. Ambos han recorrido el estado desde 1988, después de que se conocieran en la Ciudad de México.

En esa época, Rutilio estudiaba el postgrado en la Universidad Nacional Autónoma de México y Andrés Manuel, identificado ya como hombre progresista y sensible a las necesidades de la gente, se unía a la Corriente Democrática que se opuso a la eventual candidatura de Carlos Salinas para las elecciones de 1988 y la nueva política económica neoliberal adoptada por el gobierno de Miguel de la Madrid.

Desde entonces nació una fraternidad y han coincidido en diferentes momentos de la vida política nacional y estatal: Andrés Manuel ya en el PRD nacional y Rutilio como candidato por su natal Venustiano Carranza; como jefe de Gobierno del Distrito Federal y como senador de la República y como diputado federal fue representante del Gobierno Legítimo de México en Zacatecas, siempre apoyando a la causa del gobierno democrático.

Y en 2018 como candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia a la Presidencia de la República y al Gobierno del Estado de Chiapas.

Incluso han caminado casa por casa y a ras de tierra todo el territorio chiapaneco. Por eso –dice el próximo mandatario estatal– Andrés Manuel López Obrador conoce la realidad de las y los chiapanecos.

LA HORA DEL SUR Y EL TIEMPO DE CHIAPAS

En ese sentido, dijo Rutilio Escandón, a Chiapas le irá muy bien con Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, porque conoce y atenderá con cuidadosa minuciosidad los temas que importan a todos los chiapanecos y mexicanos: Empleo, salud, educación, seguridad y honestidad.

Expresó que este 1 de diciembre López Obrador, con quien ha caminado de la mano durante los últimos 30 años en la búsqueda de un gobierno democrático, iniciará la Cuarta Transformación del país a través de una revolución pacífica y el Buen Gobierno, teniendo la ley como escudo y espada.

Ambos políticos se conocieron en 1988 en la Ciudad de México; Rutilio estudiaba el postgrado en la UNAM

Afirmó que el político tabasqueño retomará muchos principios y apotegmas que puso en vigencia don Benito Juárez, como la justicia, la verdad y la libertad, para que nuestro país viva una nueva época y un nuevo régimen político.

“–Con Andrés Manuel– ha llegado la hora del sur y el tiempo de Chiapas, porque vamos a acabar con todo lo que tanto daño le ha hecho a Chiapas y a México: los amiguismos, los compadrazgos y el tráfico de influencias. Con él vamos a inaugurar una nueva cultura democrática”, resaltó Escandón de su cercano amigo.

Abundó que el nuevo presidente de México conoce muy bien qué le duele a nuestra tierra, región por región, porque ha caminado todos los municipios de Chiapas y conoce a nuestra gente. De ahí su plena confianza de que encabezará un gobierno plural e incluyente.

*NO NOS RINDAMOS*
El político oriundo de Venustiano Carranza manifestó que los chiapanecos estamos listos para el gran cambio de régimen nacional, “porque estamos unidos, porque vamos de la mano, porque tenemos una gran relación fraternal y estamos caminando con el apoyo de Andrés Manuel”.

Por eso exhortó a las mujeres y a los hombres de Chiapas a no rendirse, después de tantos años de lucha, para lograr junto con Andrés Manuel López Obrador la verdadera transformación del país.

“La corrupción es el cáncer que está destruyendo a nuestro país, por la corrupción hay pobreza, por la corrupción se desató la inseguridad y la violencia; por la corrupción nuestro país tiene en el extranjero una imagen por los suelos, nuestro querido México está mal visto”, añadió.

“Vamos a llevar a cabo este cambio entre todos y tengamos la absoluta seguridad de que Andrés Manuel no nos fallará, porque está consciente de su responsabilidad histórica, conoce bien lo que han hecho y cómo han pasado a la historia los presidentes de México, desde Guadalupe Victoria hasta la actualidad, y no quiere pasar a la historia como mal presidente, por eso seguirá el ejemplo de grandes mandatarios, como Benito Juárez y Lázaro Cárdenas”, explicó.