Chiapas.- Gustavo Ruíz, de oficio albañil, es un obrero habitante de la colonia El Refugio, en el municipio de Chiapa de Corzo, él está convencido, de que solamente unidos se pueden lograr grandes resultados en la lucha por mejorar las condiciones de vida de miles de familias pobres.

Asegura que por más de 20 años, tiempo en el que la organización social denominada Movimiento Antorchista tiene presencia en esta colonia, le ha enseñado a exigir a las autoridades correspondientes el otorgamiento de los beneficios que por derecho les corresponde, con recursos etiquetados para el bienestar social.

Así ha sido, dijo, por 45 años de lucha y trabajo unido de esta organización en todo el país, para beneficio de los más necesitados. Una pequeña muestra de ese resultado de unidad, lo manifiestan, dijo Gustavo, las obras de pavimentación, huellas de concreto hidráulico, paquetes de mejoramiento de vivienda, láminas, tinacos, casas de la cultura, canchas deportivas, domos, entre otros beneficios hechos en las colonias del Cañón del Sumidero.

Estas obras, son prueba tangible de lo que aseguran, es consecuencia de una educación a base de esfuerzo y trabajo de gestión, en las cuatro décadas de gestión constante ante los gobiernos de los tres niveles, y aunque en muchas de ellas son objeto de amenazas y de una guerra sucia de calumnias, el Antorchismo ha permanecido más consolidado.

Finalmente invitó a toda la sociedad en general, a no dejarse llevar por falsos testimonio de gente que no conoce el trabajo de Antorcha, por el contrario, deberían acercarse y saber el verdedero proceder de este organismo que no busca otro fin, del que sea construir una nueva sociedad, con hombres y mujeres amalgamados por la educación, la cultura, el arte, el deporte, pero sobre todo, la unión fraterna que los caracteriza.