Chiapas.- Habitantes del Primer Cantón, municipio de Tuzantán, lanzaron un grito de auxilio a las autoridades de la Comisión Nacional del Agua y del Gobierno del Estado, a poner especial atención en un grave problema de seguridad para las decenas de familias que habitan al margen del río que cruza por el lugar.

Lo anterior, debido a que por varios años, el cauce del río en temporada de lluvias, crece en grandes magnitudes y ha erosionado la tierra de los costados, acercándose cada vez más a las casas que se encuentran edificadas en esa colonia.

Lee también:  Llega la acupuntura veterinaria a SCLC

En voz de los habitantes antorchistas afectados, Mario Marroquín López, aseguró que en partes más altas del río, éste, se ha llevado casas completas, lo que significa un peligro latente para el resto de las viviendas que, en la parte baja donde topa el cauce, se ha ido deslavando poco a poco, lo que ya parece un peligro inminente.

Aseguró que pese a haber tocado varias puertas para solicitar el apoyo de las autoridades, no se ha podido lograr un avance en la construcción de un muro de piedra, obra que de acuerdo a su experiencia, podría frenar el deterioro del terreno que hoy presenta este lugar.

Lee también:  Delincuencia organizada e inseguridad ya rebaso a las autoridades