Consternación en todos los ámbitos

Enrique Vázquez Palacios.- Una honda consternación ha causado el deceso de Sinar Corzo Esquinca, un destacado luchador social que fue privado de la vida en calles del centro de la cabecera municipal de Arriaga, sin que por el momento se conozcan cuál o cuáles fueron los verdaderos móviles de su asesinato, así como la identidad de sus victimarios.

De acuerdo con los primeros reportes, trascendió que el destacado defensor de los derechos humanos y reconocido luchador social, había salido de una reunión con autoridades municipales, cuando al dirigirse hacia su domicilio, fue interceptado por dos sujetos tripulantes de una motocicleta, desde donde fue acribillado a tiros.

Lee también:  Maestros apenas sobreviven ante la falta de pagos del Gobierno del Estado

De los tomaron conocimiento las autoridades correspondientes, mientras que elementos de distintas corporaciones policiacas realizan sendos operativos para ver si existe la posibilidad de dar con la identidad y el paradero de sus victimarios.