Félix Camas

San Cristóbal de Las Casas.- Para el ambientalista Nicolás Gómez Velasco el incendio en la zona de humedales del pasado lunes, fue provocado por las mismas autoridades municipales, para así justificar que pueden construir, alimentando así sus intereses económicos y políticos.

En entrevista, comentó que las autoridades ven el problema de la invasión en Navajuelos y no han hecho nada “y el 28 quemaron, quemaron donde está la invasión las bombas, el cárcamo, el campanario y Fetsse 2000, quemaron donde están loteando, están fraccionando, son los focos rojos, y fue provocado para justificar que pueden construir, es el interés económico y político, son los políticos que han gobernado”.

Lee también:  Alcaldesa de Catazajá ¡no cumplió!

Gómez Velasco aseguró que los daños que han hecho “invasores” en la reserva Quenvó-Cuxtitali, han provocado el cambio climático en San Cristóbal como son “heladas en plena primavera y humedales secos”, reserva que ha sido protegido por habitantes del barrio de Cuxtitali desde hace tres años por el decreto 516, pero que no se ha respetado.

Como defensores del medio ambiente reveló tienen identificado 15 puntos rojos en destrucción de humedales, y explicó que la destrucción de la reserva en parte alta afecta la filtración que se debe dar en los humedales de parte baja, por lo que urgen la intervención de las autoridades.

Lee también:  Parachicos bailarán en el exterior de siete templos en la Fiesta Grande

“Destruir los humedales es destruir la vida por el agua de San Cristóbal, es el 70 por ciento del agua se surte de los humedales de María Eugenia y la Kiss. Si destruimos las partes altas de reservas, no se dan las recargas hacia las partes bajas de manantiales y humedales”, explicó.

Asimismo, dejó en claro que no permitirán que la empresa refresquera se sigan surtiendo del agua de esta ciudad en complicidad con las autoridades, por lo que pidió a los medios de comunicación difundan el mensaje de la no destrucción de los humedales.

Lee también:  “La unidad Antorchista” lista para la Espartaqueada

Por último, reiteró que si se defiende las reservas de Quenvó, (donde hay invasión) se defienden los humedales, por las filtraciones, “pero el 2 de septiembre no nos permitieron la siembra de 2 mil arbolitos en Quemvó”.