Comienza DIF Tuxtla, su Semana de Ayuda Humanitaria

79

El DIF Tuxtla mantiene acciones permanentes de atención al tema de asistencia social, de ahí que dentro del homenaje al Lábaro Patrio del Ayuntamiento capitalino, dio inicio la Semana de Ayuda Humanitaria, en el marco esa conmemoración fechada por la ONU para cada 19 de agosto.

Dentro de este homenaje encabezado por el presidente municipal de la ciudad, Carlos Molano Robles y la presidenta del DIF Tuxtla, Patricia Cantoral Marina, se refrendó la prioridad de la institución, de apoyo y asistencia a la población más vulnerable de la ciudad.

En este acto, la presidenta del DIF Tuxtla, recordó que cada 19 de agosto se conmemora el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria para rendir tributo a quienes brindan apoyo a las personas afectadas por las crisis en todo el mundo.

Señaló que se mantienen acciones permanentes de atención a este componente social, llegando a las colonias con mayores necesidades de la ciudad y esta semana en específico se visitarán diversas colonias de la periferia, así como distintos albergues.

Destacó también la participación de doña Francisco Bonilla, único sostén de sus cuatro nietos y quien ha sido beneficiaria del DIF.

Ahí, doña Francisca reconoció la labor de la presidenta del Consejo Ciudadano Consultivo, así como del alcalde capitalino, Carlos Molano, al mencionar que fue beneficiada con la intervención quirúrgica que necesitaba por una hernia de diagnóstico complicado, la cual le dificultaba trabajar y cuidar a sus nietos, mismos que además recibieron útiles escolares como parte del programa Padrinos por la Educación.

Durante el homenaje, se hizo entrega además de dos ayudas técnicas consistentes en sillas de ruedas, además de las primeras seis mochilas a niños beneficiados por el programa Padrinos por la Educación, ello a cargo de los padrinos de cada uno: el presidente municipal, la presidenta del DIF, regidoras y directivos de ambas instituciones.

Posteriormente, la presidenta del DIF visitó los albergues Penetrando la Oscuridad y María de Nazareth, donde conoció de las historias de vida quienes ahí se encuentran albergadas, pero además, reconociendo la labor que realiza el personal en atención del bienestar tanto físico como emocional de los menores que atienden.