Félix Camas

San Cristóbal de Las Casas.- La Comisión del Servicio Profesional de Carrera Honor y Justicia de la Policía Municipal de esta ciudad, había dado de baja a Vicente “N” desde el 7 de enero de este año y fue este 24 de febrero que fue detenido en la capital Tuxtla Gutiérrez acusado de un delito grave, por lo que se encuentra recluido en el Centro Estatal de Reinserción Social (Cerss) número 5.

Según consta en el Procedimiento Administrativo número UAI/AI/003/2020, cuyas imágenes no se revelaran por cuestiones de secrecía y protección a la víctima, Vicente “N” había sido acusado de violación el 5 de enero, por lo que la Comisión de Honor y Justicia, integrada por funcionarios como Félix Penagos, director de la Policía, el regidor de la Comisión de Seguridad, Guillermo Gómez y Protección Civil, Pablo Reyes, sesionó de forma extraordinaria.

Lee también:  Se deslindan de invasión de reserva ecológica

En la Sesión se tomó la decisión de separar del cargo a Vicente “N”, quien el 26 de noviembre había solicitado licencia para ausentarse de sus funciones, bajo el argumento de atender problemas personales.

Sin embargo, la corporación policiaca en cuanto tuvo conocimiento de la acusación en su contra tomó cartas en el asunto y la Comisión Honor y Justicia lo separó del cargo de manera definitiva, dejando primeramente sin efecto la licencia solicitada.

Vicente “N” fue separado temporalmente de su cargo el 22 de julio de 2019, luego de que había sido acusado de agresión y posteriormente lesiones, con lo que se cumplió con el reglamento del Servicio Profesional de Carrera Policial, lo cual consta en el Proceso Administrativo UAI/AI/037/2019.

Lee también:  Protestan en Jardín de Niños por falta de maestros

La Fiscalía de Distrito, en ese entonces a cargo de Gustavo Coutiño Flores, no avanzaba en las investigaciones del caso y el mismo Vicente “N” solicitó volver a su cargo, bajo el argumento de que había comparecido y no habían encontrado pruebas suficientes en su contra.

Atendiendo el principio de presunción de inocencia que por derecho le confería fue reinstalado en su puesto, sin portación de arma y sin gente a su mando, haciendo prácticamente labores exclusivas de oficina.

Ahora el ex elemento de la Policía de San Cristóbal tendrá que enfrentar un proceso penal, conforme a derecho.

Lee también:  Defensoras del Frayba levantan la voz ante la inseguridad que viven