El calzado apropiado puede reducir los problemas de los pies: IMSS

Los pies soportan las tremendas presiones de la vida diaria. Un día normal caminando los somete a una fuerza equivalente a cientos de toneladas. Son susceptibles a más daños que ninguna otra parte del cuerpo, subrayando la necesidad de protegerlos con calzado apropiado; así lo dio a conocer Conrado Santiago Juan, traumatólogo adscrito al Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 del IMSS en Tapachula, Chiapas.

Menciono que cuando un niño comienza a caminar, generalmente no son necesarios zapatos. Permitir al niño ir descalzo en la casa, o llevar sólo un par de zapatos, ayuda al pie a crecer normalmente y a desarrollar sus músculos y su fuerza, así como la habilidad de agarrar de los dedos. Según se va haciendo más activo el niño, y se desarrollan sus pies, empieza a verse la necesidad de zapatos. Se hace necesario cambiar de número de zapato a una gran velocidad para dejar espacio para el crecimiento del pie.

Lee también:  Evite el abuso y maltrato a las personas de la tercera edad: IMSS Chiapas

Asevero que las mujeres castigan sus pies más, en parte por llevar calzado inapropiado que puede acarrear innecesarios problemas en estos. Algunos de los problemas son resultado de los zapatos de tacón alto ya que son médicamente poco seguros, y atribuyen a su uso problemas de postura e incluso de seguridad. Destaco que para aliviar los efectos abusivos de los tacones altos, las mujeres pueden limitar el tiempo que los llevan, alternándolos con zapatos deportivos, o con zapatos planos, una parte del día.

Explico que los mejores zapatos de hombre son los de estilo Oxford, zapatos sin cordones, mocasines y botas bajas. Los hombres, como las mujeres, deben comprar zapatos para el trabajo, el tiempo libre y actividades especiales, cada zapato de acuerdo con la actividad.

Lee también:  Exhorta IMSS tomar precauciones en temporada de calor, para evitar enfermar

En el caso de aquellos que trabajan en la industria pesada. Los zapatos y botas de seguridad—impermeables o resistentes al agua, con punteras reforzadas de acero y suelas de material aislante—ayudan a prevenir lesiones en los pies y a reducir la gravedad de las heridas que ocurren.

Finalmente puntualizo que también las diferentes actividades deportivas exigen calzado específico para proteger los pies y los tobillos. El calzado específico para cada deporte es una inversión inteligente para el atleta serio, el calzado deportivo debe ajustarse para mantener el pie en la posición más natural en el movimiento realizado, los zapatos de entrenamiento mixto son útiles como calzado deportivo general y en clases de educación física. Pero si un niño está más dedicado a un deporte en particular, debería tener un zapato específicamente diseñado para ese deporte, todo lo anterior para evitar lesiones en pies y tobillos.

Lee también:  Especialistas del IMSS atienden a pacientes con hemofilia