El alcoholismo no solo es un problema de salud pública, sino también de seguridad y de justicia: FGE

En el marco de la Conmemoración del “Día Nacional Contra el Uso Nocivo de las Bebidas Alcohólicas”, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas dio el banderazo inicial del Operativo Alcoholímetro en Tuxtla Gutiérrez, donde invitó a las y los ciudadanos a ser partícipes en este tipo de estrategias que no solo salvan vidas sino que impulsan una cultura de prevención para desterrar las adicciones, que traen como consecuencia un incremento en los índices delictivos.

“Hoy estamos dando una batalla importante contra la delincuencia; quien comete un delito no queda impune, se investiga, se sanciona y rinde cuentas ante las autoridades correspondientes. Estamos trabajando todas las instituciones unidas, con el ánimo de colaborar y obligarnos a atender las necesidades más sensibles de Chiapas”, sostuvo.

Luego de escuchar una breve explicación sobre el funcionamiento del operativo Alcoholímetro, que se implementa en puntos estratégicos de la ciudad capital, Escandón Cadenas destacó la importancia de aplicarlo en todos los municipios de la entidad. Asimismo, destacó que su gobierno impulsa el Programa Escuelas Resilientes para que en la niñez y la juventud se fortalezcan los valores y principios, y se puedan defender del mercado negativo de las drogas y el alcohol.

“No se trata de castigar ni llenar las cárceles; lo que queremos, a través de la prevención, es evitar y conducir a las y los jóvenes por el buen camino. Por ello, en Chiapas se aplica la ley para que no haya impunidad; primero tiene que prevalecer la justicia y este tipo de acciones es una forma positiva de aprovechar todos los recursos para salvar y rescatar a los jóvenes de un futuro incierto”, apuntó.

En su participación, el fiscal general del Estado, Jorge Luis Llaven Abarca, dejó en claro que el alcoholismo no solo es un problema de salud pública, sino que también es considerado un conflicto de seguridad y de justicia, ya que, según los registros, el 75 por ciento de las carpetas de investigación iniciadas tienen que ver con la ingesta de alcohol.

Por lo anterior, resaltó la estrategia de prevención social y de la violencia diseñada por el Ejecutivo estatal, que se basa en el trabajo desde las instituciones educativas para sensibilizar sobre los riesgos de consumir alcohol, así como el programa Alcoholímetro. Además, destacó la necesidad de actuar con mano firme contra quienes vendan alcohol a menores, sobre todo en establecimientos legalmente constituidos, así como a quienes comercialicen alcohol adulterado o fuera de horario.

Luego de dar a conocer que, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Adicciones del 2016, la edad de inicio en el consumo del alcohol en México es a los 12 años y que en Chiapas es la droga de mayor impacto, ya que existe una baja percepción del riesgo que conlleva, pues se ha normalizado, el comisionado estatal contra las adicciones de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado, Óscar Alejandro Melo Ramírez, resaltó que este flagelo se debe combatir con programas integrales que eviten que esta sustancia llegue a la juventud y niñez chiapaneca, al tiempo de exhortar a madres y padres de familia a escuchar, apoyar y comprender a sus hijas e hijos.

Estuvieron presentes: la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Gabriela del Socorro Zepeda Soto; el titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Publica, Sergio Alejandro Aguilar Rivera; el delegado de la Policía Federal en Chiapas, Alfredo Delgado Druaillet; el presidente Municipal de Tuxtla Gutiérrez, Carlos Morales Vázquez; y el delegado de la Cruz Roja en Chiapas, Francisco Alvarado Nazar, entre otros.