Alcaldía se apresura a desmentir la versión de robo

Enrique Vázquez Palacios

Tremendo escándalo en el que se está viendo envuelto el Ayuntamiento de Berriozábal, derivado del presunto robo de una motopatrulla que desde hace aproximadamente dos meses fue sustraída de un corralón supuestamente oficial y pintada de otro color para que pasara desapercibida, hasta en las recientes horas que elementos de la Policía Municipal berriozabalense lograron recuperarla, pero extrañamente el propio Ayuntamiento desmiente tal versión.

Y es que de acuerdo con la versión que ha comenzado a circular a través de las redes sociales, trascendió que desde hace aproximadamente dos meses, una persona al parecer de nombre Yoni Castañón, presunto empleado del mismo ayuntamiento, sustrajo una motopatrulla que se hallaba en el corralón y luego de hacerle algunas reparaciones y pintarla de otro color para borrar las características de patrulla, comenzó a utilizarla con fines personales.

Lee también:  SSyPC conmemora “Día Internacional de la Mujer” con ciclo de conferencias.

Fue luego de hacer una revisión de los vehículos a cargo de la Policía Municipal que las autoridades, presumiblemente se percataron de que la motopatrulla no se hallaba en el corralón y tras realizar las primeras investigaciones, la localizaron en un domicilio particular, propiedad del supuesto empleado municipal, por lo que a bordo de una patrulla fue llevada de nueva cuenta a las instalaciones de la alcaldía, en tanto se continúan con las indagatorias.

Sin embargo, inmediatamente, a través de su portal en internet, el Ayuntamiento de Berriozábal se apresuró a hacer el desmentido acerca de la versión que se está dando a conocer sobre este bochornoso caso, argumentando que “responde a una campaña sistemática que busca generar confusión y afectar a las personas (sic)”, pero sin mencionar a quienes se refiera.