Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. – En dos acciones preventivas, elementos del Escuadrón de Rescate y Operaciones Especiales (EROE) pertenecientes a la Secretaría de Seguridad y Protección ciudadana (SSyPC), aseguraron droga y armas de fuego a tres personas en la región Metropolitana.

En una primera acción coordinado con la policía especializada, sobre la 4ª Avenida Norte y 22 calle Poniente en el municipio de Tuxtla Gutiérrez, uniformados estatales, atendieron una denuncia sobre la presencia de personas amedrentando con armas de fuego en la vía pública.

Después de corroborar la información, al acudir al lugar de los hechos fueron sorprendidas las personas denunciadas, cuando intentaban darse a la fuga en el vehículo marca Volkswagen tipo Vento de color rojo sin placas de circulación.

En consecuencia, se aplicó el control preventivo de detención a Mauricio “N” de 32 años y Erivan “N” de 37 años de edad, a quienes se les aseguraron, dos armas de fuego dos armas de fuego 4.5 milímetros y seis cartuchos útiles.

En otra acción operativo realizada por las mismas corporaciones, se logró detener a Sergio Steven “N” de 21 años de edad, originario de Guatemala, quien fue sorprendido realizando de compraventa de al parecer droga.

Al momento de practicarle una inspección de persona, de acuerdo con el artículo 268 de del Código Nacional de Procedimientos Penales, le fueron asegurados diversos envoltorios de al parecer marihuana.

De igual forma sobre la carretera vieja de Berriozábal a Ocozocoautla a la altura del fraccionamiento Ciudad Maya, elementos estatales sorprendieron a realizando acciones de compraventa de presunta droga, asegurándole diversos envoltorios con al parecer marihuana.

La responsable participación de la sociedad en materia de seguridad y la coordinación en los trabajos de prevención de las policías, permitió que las personas, que tienen el carácter de probables responsables, se encuentre bajo la jurisdicción del Fiscal del Ministerio Público quien determinará en el plazo constitucional su situación jurídica.

Mientras tanto, se realizó la cadena de custodia respectiva del objeto del delito, como lo marcan los protocolos nacionales de actuación de primer respondiente.

Lo anterior se realizó con total respeto a los derechos humanos, tal como lo establecen los tratados internacionales y en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.