Inflamación extrema de anginas provoca extirpación: IMSS

119

Cuando se padecen al año más de cinco episodios de inflamación en las amígdalas o anginas, sobre todo en niños, se requiere someterse a una evaluación médica a fin de determinar si lo mejor es extirparlas, con el propósito de evitar las molestias que ocasionan en la garganta.

Beatriz Guadalupe Chandomí Cruz, directora de la Unidad Médica Familiar No. 24 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Cintalapa explicó que si las anginas, ubicadas en la parte de atrás de los últimos molares y son de color rosa, en forma de almendra, ocasionaban muchas molestias, antes eran operadas para prevenir la fiebre reumática, pero ahora se sabe que esto no es necesario.

Lee también:  Ruidos muy fuertes causan daños en la audición: IMSS

Precisó que su extirpación debe hacerse solo cuando se inflaman a grado tal que cierran la garganta, sangran, duelen al comer o tragar saliva o si crecen repentinamente. Forman parte del sistema linfático, que resguarda la seguridad en la boca y se encargan de “capturar” cualquier agente infeccioso ya sea hongo, bacteria o virus, lo que provoca precisamente que su tamaño aumente o se hagan mucho más fibrosas, sobre todo cuando los cuadros infecciosos son repetitivos.

Aclaró que hay diversos tipos de virus que pueden inflamar las amígdalas, unos más agresivos que otros como el de la influenza. Recomendaron los especialistas en oídos, nariz y garganta, chupar caramelos para hidratarlos, aunque el cuadro dura más de una semana, es necesario consultar al médico para que se prescriba anti inflamatorios no por más de tres días.

Lee también:  9 claves para entender la terapia inmune contra el cáncer

Chandomí Cruz agregó que los padres pueden realizar la revisión de las anginas de sus hijos y observar si están grandes o casi se tocan una contra otra, si están cubiertas de una sustancia color blanca y el cuadro se acompaña de fiebre, sangrado, dolor que impide incluso dormir y vómito, en cuyo caso se requiera de atención médica.

La médico del IMSS insistió en extremar la higiene haciendo gárgaras con algún enjuague, tomar líquidos (en particular cítricos), y no administrarse antibióticos sin vigilancia médica, así como evitar acudir a lugares concurridos, cubrirse la boca y nariz al toser o estornudar y cuando hay dolor o ardor, auto revisarse las anginas al lavarse los dientes para determinar si las molestias están siendo provocadas por inflamación.

Lee también:  IMSS realiza 2 mil cirugías de pies al año en Hospital de Traumatología y Ortopedia Lomas Verdes