Félix Camas

San Cristóbal de Las Casas.- Integrantes de la Asociación Civil Sí Podemos dieron a conocer que en el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, este cuatro de diciembre se entregará los primeros tarjetones de estacionamiento a quienes padezcan movilidad reducida de forma permanente o temporal.

Al respecto, Homer Sevilla aseguró que este proyecto se empezó a gestionar desde hace varios meses ante instancias como el DIF Estatal y Municipal, así como autoridades de Tránsito, “este proyecto tiene la intención de ser punta de lanza de otros proyectos, todo en coordinación con las autoridades competentes”.

“Las autoridades ya iniciaron a pintar esos espacios azules, que indican que solo se puede estacionar quien padezca algún tipo de discapacidad; los interesados pueden pasar por su credencial nacional al DIF estatal y posteriormente al municipal por el tarjetón, quienes tengan movilidad reducida temporal pueden pasar directamente a la instancia municipal, y para quienes ya cuentan con la placa que da el estado, pues se va respetar”.

Homer Sevilla que de momento se ve en el Centro de la ciudad los espacios azules, y esperan las autoridades hagan un convenio para que se puede hacer en estacionamientos públicos, plazas y centros comerciales.

Asimismo, hizo un agradecimiento al director de la Casa de la Cultura, Emilio Gómez Ozuna, que ya ha comenzado a hacer las rampas de acceso en ese recinto, además de que el síndico municipal, Miguel Ángel de Los Santos, ha instado a Obras Públicas a empezar a hacer lo que le corresponde para que San Cristóbal mejore los accesos para personas con discapacidad.

Por su parte, Mariano Medina dijo que también es necesario trabajar con la sociedad para hacer conciencia y se respeten los espacios azules, “el tarjetón iniciará a hacer conciencia de las personas que requieren de las atenciones y el gobierno pueda implementar otras acciones ya con el apoyo de la sociedad”.

“El objetivo es que toda la gente se sienta incluida, en su estado cotidiano que se desenvuelve, de lo contrario el discapacitado se encierra en su casa, se crea una cárcel virtual, porque no hay seguridad para que salgan a la calle, las banquetas no cuenta con las medidas para que ellos salgan y los automovilistas no respetan”, concluyó.