Cristalean auto compacto

Abel Pérez/Corresponsal

Habitantes de la cabecera municipal nuevamente alzaron la voz exigiendo la intervención del gobernador Manuel Velasco y del procurador de justicia del Estado, toda vez que la inseguridad y la delincuencia ha rebasado límites a tal grado de sospechar la coparticipación de la policía municipal debido a que no da resultados al frente de la encomienda

Apenas ayer denunciaron la ola de atracos, vejaciones, crímenes, tráfico de armas y drogas, robos a casa habitación y el robo de carros, pues todo indica que las bandas de maleantes le han perdido el miedo a la autoridad ya que ayer por la madrugada nuevamente costalearon un auto compacto que se encontraba estacionado a tres cuadras de la presidencia municipal

Denunciaron la indiferencia del presidente municipal Ángel Iván Hidalgo Morales de quien dicen que desde que tomo el cargo mal dirige al municipio a control remoto desde la capital de Estado, también impuso a Humberto Hernández como director de la policía municipal quien es una persona que desconoce del ámbito policiaco y presuntamente esta inmiscuido en la delincuencia organizada

Por ello piden de manera urgente al gobernador y el procurador de justicia poner atención a la problemática ya que el pueblo podría levantarse en armas y tomar la justicia por propias manos tal y como ocurre en diversos barrios en donde han creado su propia seguridad, pues no hay patrullas y los policías son obligados a renunciar por presión del director Humberto Hernández.
Lo cuestionable de esta situación es el silencio que guarda el párroco Marcelo Pérez, y esque cuando el PRI gobernaba de forma consecutiva organizaba marchas denunciando la inseguridad y el mal gobierno, hoy la situación es pero y el párroco se ve muy tranquilo y como según comentan, tiene acuerdos con las presentes autoridades del PVEM