Félix Camas

San Cristóbal de Las Casas.- Integrantes del Comité de Desplazados Forzados, Internos Chalchihuite dieron a conocer que el Estado Mexicano no ha cumplido con la recomendación número 87/2018 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, por lo que pidieron una solución definitiva al conflicto de límites con el municipio de Chenalhó y puedan retornar a sus hogares.

En conferencia de prensa realizada a unos metros donde se encuentran los grupos armados de Chenalhó, Ausencio Pérez Paciencia, vocero del grupo de desplazados, aseguró que las autoridades correspondientes ya tienen conocimiento de las condiciones en las que viven y que los disparos al aire son constantes y recordó que hace dos años fue asesinado Samuel Luna Girón.

“El 18 de octubre de 2017 fue asesinado nuestro compañero Samuel, por lo que pedimos se investigue de manera eficiente y eficaz ese hecho y sean desarmados y sancionados los grupos civiles armados de corte paramilitar en la región de Chenalhó, ya que el problema de límites es añejo y siguen disparando y no permiten el retorno a nuestras casas y parcelas de trabajo”.

Asimismo, pidió el pago de la lista de daños que han entregado al Gobierno del Estado y la continuidad de la atención humanitaria “mientras no podemos trabajar en nuestras parcelas por el riesgo a nuestra vida”.

Finalmente, dijo que en este momento se encuentran haciendo un nuevo censo de desplazados, pero que en 2017 fueron 5 mil 23 personas de las comunidades Chen’mut, Pom, Tzomolton, Canalumtic, Bejeltón, Tulantic, Bololchojon, Cruz Kakanam, Jolc’antentic, Xiximtontik y Cruztón que se escondieron en las montañas y hoy viven en casas de vecinos y otras comunidades.