Enrique Vázquez Palacios.- Integrantes del Sindicato del Personal Académico de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (SPAUNICACH), dieron a conocer la serie de difamaciones y amenazas de que han sido objeto por diversos medios, por parte de una familia que en años anteriores estuvo al frente de ese sindicato, al tiempo de dar a conocer el mal manejo y monopolio que durante muchos años mantuvo esta familia de apellidos Fernández Ruiz, la cual utilizó las posiciones que ocupaban para beneficiarse entre todos ellos.

Tal es el caso de la ex dirigente y ex trabajadora de la UNICACH de nombre Zoila García Ruiz, la autora intelectual de toda esta serie de agravios, y Óscar Hugo Hernández Arévalo, quienes junto con sus hermanos y hermanas Julio César Sol García (sobrino de Zoila), Dulce Eloina García Ruiz (hermana), Darinel Ramírez Aguilar (cuñado) y Angelita Sebastián García (hija de Zoila), los colocaron para ocupar puestos sin contar con el perfil académico, haciendo además del sindicato un negocio familiar, malversando los fondos y aportaciones de sus compañeros agremiados.

Lee también:  Investigan a organizaciones se "clavaron" recursos entregados por SAGARPA

Así lo dieron a conocer Esmeralda García Parra, profesora de la Facultad de Ciencias de la Nutrición y Alimentos; así como el propio Secretario General del SPAUNICACH, Fredy Penagos García, y el abogado Nolberto López Palacios, quienes manifestaron que ya se han iniciado los trámites necesarios para proceder conforme a derecho corresponde en contra de todos y cada una de las personas que se han dedicado a acusarlos sin contar con las pruebas suficientes, utilizando las redes sociales y de otros medios para hacer una serie de señalamientos en contra de académicos y del propio sindicato.

Lee también:  Sector pesquero requiere de mayores apoyos para ser competitivo

García Parra precisó que a ella se la ha señalado de que mensualmente cobra 100 mil pesos por ejercer su profesión en la facultad, lo cual desmintió categóricamente al mencionar que sus ingresos son de 23 mil 889 pesos, menos los impuestos que hacen la suma de 16 mil 587 pesos netos en que se convierten sus ingresos.

Por su parte, tanto el dirigente del SPAUNICACH, Fredy Penagos García, así comno0 el abogado López Barrios y otros integrantes de ese gremio sindical, coincidieron en señalar que a petición de la base trabajadora, se han estado realizando una serie de auditorías correspondientes al periodo y gestión de todas las personas antes señaladas, para conocer a cuánto asciende el monto total del detrimento que ha sufrido el sindicato, por lo que ya se han iniciado las correspondientes carpetas de investigación ante la Fiscalía General del Estado, además de que se le han corrido los trámites necesarios a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, para impedir que esta familia siga teniendo injerencia dentro del sindicato, ya que todos fueron dados de baja como trabajadores de la Universidad y por lo tanto ya no pertenecen a ese gremio ni a la plantilla de trabajadores.

Lee también:  Con orgullo y patriotismo, el Ejército Mexicano le sirve al país: Rutilio Escandón