Con motivo de la avalancha excrementicia que en contra del Movimiento Antorchista está circulando anónimamente en redes sociales nos vemos obligados a defender una vez más nuestro derecho a existir y continuar con nuestro trabajo -que como todo mundo sabe, inició hace ya más de 43 años-, luchando contra la pobreza en nuestro país, pacífica, legal y democráticamente y con pleno respeto y tolerancia hacia otras expresiones políticas.

Desgraciadamente no todas las agrupaciones políticas o sus líderes están dispuestos a pasar por las duras batallas que exige la lucha cotidiana, hay quienes prefieren granjearse el favor de los poderosos haciendo el trabajo sucio que aquellos no quieren hacer, es decir, enlodando la imagen de organizaciones que como Antorcha trabajan con honradez, abnegación y honestidad a favor del pueblo pobre. Nos referimos a un libelo sin firma, disfrazado de “recomendaciones” que han hecho circular por WhatsApp en el que aconsejan a los posibles vacacionistas “no viajar por Chiapas ya que te saldrá muy caro y es muy peligroso al grado de que puedes perder la vida” debido a que las carreteras están tomadas. En seguida enumeran a las organizaciones que según el autor del panfleto son culpables del caos; y aquí es donde sin mayor prueba ni razonamiento lógico involucran a Antorcha Campesina.

Este hecho pudiera pasar desapercibido, pero la experiencia nos ha dicho que nada de esto es casual. Desde siempre se ha buscado desprestigiar nuestra lucha a base de difamaciones y acusaciones sin fundamento; a pesar de lo cual, la gente marginada al conocer de carne y hueso a nuestra organización sabe desde el primer momento que las infamias que se vierten en contra nuestra se debe principalmente a una causa: a la incapacidad de nuestros enemigos políticos de competir en obras y acciones concretas que beneficien a sus agremiados. Muchos podrán “hablarle bonito” a la gente pero si no le presentan hechos contantes y sonantes que respalden su dicho esa misma gente buscará otras opciones que defiendan mejor sus intereses. Y una forma de evitar que se vayan a Antorcha, de acuerdo con la retorcida forma de pensar de esos pseudolíderes, es calumniándonos sin mayor preámbulo.

A pesar de todo esto, el Movimiento Antorchista ha salido avante en la búsqueda de un mejor futuro para las familias chiapanecas. Ahí está el caso de cientos de obras y servicios obtenidos en los diferentes municipios donde tenemos presencia: Aulas dignas, Canchas deportivas, becas, apoyos para mejoramiento de vivienda, clínicas, pavimentaciones, drenaje, electrificaciones y redes de agua potable entre otras cosas. Pero no sólo en el aspecto material ha dado frutos la lucha organizada; ateniéndonos a la sentencia bíblica que afirma que no sólo de pan vive el hombre, nos hemos dedicado también a luchar por la construcción de Casa de Cultura en colonias, barrios y comunidades para cultivar el espíritu de los jóvenes mediante disciplinas artísticas como danza, poesía, oratoria, pintura, literatura, entre otras, sin mencionar los eventos estatales y nacionales conocidas como Espartaqueadas en las que se fomentan y se miden las destrezas deportivas, pero también las artísticas e incluso de ciencias exactas como las matemáticas y la química.

Ante todo lo aquí enumerado y que se encuentra a la vista de todo el que quiera ver, creemos estar en nuestro derecho de exigir a quien corresponda que se ponga un alto inmediato a todas esas calumnias que en la mayoría de los casos vienen pensadas para abonar el terreno y justificar posteriores agresiones físicas.

Por lo demás, no queda más alternativa para nosotros que seguir por el camino que nos ha trazado un hombre que ha hecho de la defensa de los oprimidos su propia vida: el maestro Aquiles Córdova Morán.

RESPETUOSAMENTE:
MOVIMIENTO ANTORCHISTA DE CHIAPAS