Luego de marchar desde el lado sur oriente de la capital, los maestros idóneos bloquean las principales calles del centro de la capital, para exigir que el gobierno del estado los atienda y resuelva sus demandas.

En el cruce de las calles céntricas, los manifestantes realizaron quemas de llantas, pero el fuego fue apagado por elementos de la policía estatal que estaban atentos a los sucesos.

Una comisión de maestros se encuentra en Palacio de Gobierno buscando hallar respuesta, mientras el resto de maestros permanece en las calles del centro.