Parroquiano murió baleado

105

Un sujeto que se hallaba bajo los efectos del alcohol en el interior de un bar, resultó muerto luego de que al parecer se enfrentó a balazos con otro sujeto, cuando ambos se encontraban ingiriendo bebidas embriagantes en el interior de un bar conocido como “El Noa-Noa”, ubicado sobre la carretera costera en el municipio de Pijiapan, sin que hasta el momento se conozcan cual o cuales fueron los verdaderos móviles del crimen, así como la identidad del presunto homicida.

Varios parroquianos que se hallaban en el interior del tugurio, indicaron a las autoridades que el sujeto, identificado con el nombre de José Domingo “N”, de 39 años, con domicilio en una ranchería conocida como Las Garzas, se encontraba ingiriendo bebidas embriagantes en ese bar, cuando repentinamente escucharon varias detonaciones de arma de fuego y lo vieron salir corriendo.

Sin embargo, detrás de él salió otro sujeto al que sólo saben que se llama “César” y al ya no escuchar nada, salieron para ver qué era lo que había ocurrido, encontrando el cuerpo sin vida de José Domingo, mientras que del sujeto que salió junto con él ya no se supo de su paradero.