Como parte de las estrategias de prevención y de resiliencia que se impulsan en la entidad, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas participó en el Macrosimulacro Nacional con hipótesis de sismo de 7 grados con epicentro en el Estado de México, en el que una vez más se puso a prueba la capacidad de respuesta de la población del estado de Chiapas.
Al sonar la alerta sísmica en punto de las 11 horas de este lunes, el mandatario estatal, acompañado del titular de la Secretaría de Protección Civil, Luis Manuel García Moreno, y del personal operativo y administrativo de la Escuela Nacional de Protección Civil Campus Chiapas, realizaron exitosamente el ejercicio siguiendo los protocolos de protección civil.
Escandón Cadenas celebró la práctica de este tipo de actividades, que en esta ocasión tuvo una participación estimada de 155 mil 763 personas en 111 municipios de la entidad, ya que se pone a prueba la capacidad de las instituciones públicas y privadas de actuar de manera eficaz ante alguna emergencia, con el único afán de salvaguardar la integridad de las y los chiapanecos.
“Con la realización de los simulacros fomentamos la cultura de la protección civil y contribuimos en el fortalecimiento de las capacidades de reacción, para saber qué hacer antes, durante y después de algún movimiento telúrico”, expresó al señalar la importancia de seguir impulsando estas acciones y que toda la población se sume a replicarlas, ya sea en las viviendas, centros de trabajo, comercios y escuelas, entre otros.
De acuerdo con datos de Protección Civil estatal, en este Macrosimulacro Nacional 2020 que se llevó a cabo en el estado se registraron dos mil 649 inmuebles, y los mecanismos de participación fueron coordinados por las Unidades Internas de Protección Civil de la Administración Pública Estatal, Colegios, Cámaras de Comercio y profesionistas acreditados.
Este ejercicio convocado por la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) del Gobierno Federal es una práctica de acciones de respuesta, previamente planeada y montada con un escenario específico, diseñado a partir de la identificación y análisis de riesgos, así como la vulnerabilidad de los sistemas afectables.