Personas migrantes solicitan trámites para pensión, alimentos, asesoría y defensa legal en los juzgados penales.

Tapachula.- El Instituto de Defensoría Pública del Poder Judicial del Estado de Chiapas, cuenta con un módulo en el palacio de justicia de Tapachula, que brinda toda la atención necesaria a personas migrantes que transitan por territorio mexicano, en este caso las personas que se encuentran por la Zona del Soconusco, así lo informó el coordinador de asesores públicos zona costa del Instituto de Defensoría Pública, Luis Alberto del Rosario Fierro.

Destacó que, por acuerdo del pleno del Consejo de la Judicatura y con la finalidad de darle atención a todas las personas de otras nacionalidades que transitan por nuestro territorio nacional, se creó un módulo de atención para dichas personas; es importante decir que la atención también es brindada a todas aquellas personas migrantes que se encuentran privadas de su libertad con lo que se da cumplimiento al Artículo 20 del apartado B de la Constitución Política Mexicana y Artículo Primero Constitucional.

Del Rosario Fierro manifestó que “aproximadamente en el módulo se atienden de 30 a 40 personas mensualmente, las más frecuentes son migrantes de nacionalidad guatemalteca, salvadoreña, hondureña, y últimamente a cubanos y haitianos, quienes han llegado para solicitar orientación en cuestiones de asesoría penal, familiar, laboral, y si lo que buscan es su legal estancia se les canaliza a las dependencias correspondientes”.

Es importante señalar, que el módulo del Instituto de la Defensoría Pública a cargo del director general Jorge Alberto Selvas Culebro, atiende y canaliza de manera gratuita a las personas migrantes que tengan problemas, desde los distritos judiciales que abarcan los municipios de Arriaga, Tonalá, Acapetahua, Motozintla, Huixtla y Tapachula.

Esta atención es bajo las instrucciones del magistrado presidente, Juan Óscar Trinidad Palacios quien ha mostrado el interés por salvaguardar los mecanismos del respeto irrestricto a los derechos humanos y la protección jurídica que tienen todas las personas, por lo que refrenda a la sociedad una justicia para todas y todos apegada a derecho.