En caso de presentar irregularidades es necesaria una cirugía
Presentar ardor en la boca del estómago, eructos o vómitos podría tratarse de una gastritis
intestinal que al tratarla a tiempo tiene cura, de lo contrario, si se deja avanzar, provoca
úlceras que al ser constantes y aún con tratamiento médico no ceden, generaría un
cáncer estomacal.

De tener estos síntomas debe acudir a consulta médica para investigar de qué se trata, a
través de un diagnóstico seguro, y evitar muchas complicaciones en su salud.
Eduardo Núñez Rovelo, jefe de Medicina Familiar del Hospital General de Zona (HGZ) 1 del
Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó que este tipo de enfermedades se ha
hecho común en la población, debido a que no le pone el correcto interés para tratarla o
por desconocimiento.

Lee también:  Se atiende caso de la Escuela “Rafael Ramírez Castañeda” de manera interinstitucional

Existen casos desde edades tempranas, cuando anteriormente sólo se registraban en
mayores de 60 años, sobre todo que en la mayoría de los casos las detecciones se hacen
en etapas muy avanzadas, cuando ya traspasó las capas del estómago, invadiendo hígado,
pulmón y hueso.

Aunque no se sabe por qué se presentan estos padecimientos y el aumento de cáncer
estomacal, algunos estudios los relacionan con el consumo de comida industrializada, ya
que ésta contiene más conservadores, entre otros químicos, causante de gastropatías
crónicas.

Lee también:  Continúa IMSS Chiapas realizando mastografías por medio de unidad móvil

Recomendó prevenir la enfermedad disminuyendo el consumo de alimentos procesados,
lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño, frotándolas con jabón por lo
menos durante 15 segundos, evitar irritantes en exceso y refrescos embotellados, entre
otras restricciones.

El médico concluye diciendo que “el primer estudio para detectar un cáncer de estómago
es la Endoscopía, consistente en la introducción de un catéter con una micro cámara en la
punta, conectada a un sistema de video, permitiendo observar las lesiones oncológicas. Al
detectarse irregularidades, el tratamiento puede ser radioterapia, quimioterapia o hasta
una cirugía.

Lee también:  La vacuna contra el virus del papiloma humano previene el cancer cervical y de vulva