Para garantizar la seguridad en las escuelas del país, los senadores del PRI presentaron un punto de acuerdo, en el cual se exhorta a la Secretaría de Educación Pública y a los gobiernos estatales, a fortalecer las medidas encaminadas a mejorar la convivencia en los centros educativos, a fin de prevenir y reducir la violencia escolar.

La violencia en el ámbito escolar, destacaron, representa un desafío y por las dimensiones que ha adquirido, se ha convertido en un tema prioritario del debate público y de la agenda gubernamental, ya que es una práctica que obstaculiza el derecho humano de acceso a una educación de calidad de la que todos debemos gozar.

Lee también:  Antorcha Campesina continua beneficiando a familias humildes

Ante este escenario, es indispensable garantizar el acceso a la educación en condiciones óptimas y de aprendizaje seguro, inclusivo y sano, manifestaron los legisladores priistas.

En este contexto, explicaron, dependiendo del grado escolar, la violencia que se observa en México es diferente, es decir, a nivel primaria y secundaria predominan las burlas, apodos, los nombres ofensivos y hasta amenazas; mientras que a nivel bachillerato la agresión más común es la verbal, insulto y agresión física.

Además, este tipo de violencia tiene un grave impacto en el cumplimiento del derecho a la educación de las niñas y niños, pues provoca un menor rendimiento escolar y una reducción en su capacidad para aprender, e incluso el abandono del sistema educativo, situaciones que comprometen el capital social de la nación y, por ende, su desarrollo económico, agregaron los senadores de la República.

Lee también:  Mazatán sede de la reunión de estructura de Morena, la encabezó Rutilio

Por tal motivo, insistieron, debemos continuar con el fortalecimiento de acciones para erradicar la violencia escolar y lograr mejorar la convivencia pacífica en los espacios educativos, lo cual indudablemente, se traducirá también en una educación de calidad a los estudiantes mexicanos.