Se busca que las y los servidores públicos sirvan al pueblo con responsabilidad, compromiso y vocación

Ante el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, la magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Mirna Camacho Pedrero, entregó su renuncia a la Notaría Pública 97, con residencia en el municipio de Berriozábal, para garantizar la transparencia en sus funciones a favor de la justicia y atender el llamado del Gobierno de Chiapas, en el sentido de que las y los servidores públicos sirvan al pueblo con responsabilidad, compromiso y vocación.

Camacho Pedrero precisó que ante la invitación para dedicarse a las actividades notariales o ejercer la función pública en las instituciones, su decisión fue tomada en congruencia a la política que promueve el mandatario estatal de trabajar por quienes menos tienen y por el progreso de Chiapas.

Lee también:  Un riesgo que obras de infraestructura física educativa sean realizadas sin planeación y sin estricta supervisión

“Siendo congruente con la invitación y la política que ha implementado el gobernador presenté mi renuncia a la Notaría 97 con residencia en el municipio de Berriozábal para generar transparencia en las funciones que realizo como magistrada en el las actividades que se ejercen en el Poder Judicial”, manifestó en entrevista.

Detalló que la entrega de la patente se realizará conforme a los protocolos establecidos por la Dirección General de Notarías; al tiempo de agradecer el apoyo brindado durante su ejercicio en esta materia.

Lee también:  Con un gobierno cercano, cumplimos a Tapachula: Rutilio Escandón

Cabe precisar que en días pasados, en un evento público, el jefe del Ejecutivo estatal hizo alusión a una reforma de ley para que las notarías se entreguen a quienes cumplan con los requisitos necesarios y que ejerzan las funciones notariales como se debe, con el propósito brindar seguridad jurídica a los sectores más vulnerables.