Tenían más de un año de no asistir a la escuela por la violencia que existía en la zona

Luego de más de un año de no tener clases, niñas y niños que habitan en una zona de conflicto del municipio de Aldama, regresaron a sus aulas junto a sus docentes, lo que significa un gran avance a favor de las y los pequeños, que habían abandonado sus escuelas por la violencia que existía.

Con la finalidad de reiniciar las clases, arribaron a la comunidad de Cocó maestras y maestros del nivel primaria, quienes fueron recibidos por el Comité de Padres de Familia de la escuela “Manuel Altamirano”, que cuenta con 53 alumnos y alumnas.

Lee también:  Designan nuevos funcionarios en la Secretaría de Educación de Chiapas

Asimismo, en la localidad de Tabac abrió sus puertas la escuela del Consejo Nacional de Fomento Educativo, de nivel preescolar, “Niños Héroes”, la cual recibió a sus estudiantes que con entusiasmo volvieron para reponer el tiempo perdido y adquirir más conocimientos.

El gobernador Rutilio Escandón Cadenas está totalmente comprometido y ocupado en que todas las niñas, niños y jóvenes cuenten con educación de calidad, ya que es la única forma de que Chiapas logre un mayor progreso.

Por ello, en reiteradas ocasiones ha expresado al pueblo chiapaneco que la mejor vía para solucionar cualquier problemática es el diálogo y la concertación pacífica, anteponiendo el respeto a los derechos humanos, sobre todo de la niñez y la juventud.

Lee también:  Destaca UNICACH en divulgación científica

Cabe mencionar que para tranquilidad de las y los habitantes, las corporaciones encargadas de velar por la integridad de las familias se encuentran realizando patrullajes preventivos.