Una persona murió y dos más resultaron lesionadas

Enrique Vázquez Palacios.- Una persona muerta y dos más seriamente lesionadas, fue el saldo de un asalto ocurrido en las primeras horas de la madrugada de hoy domingo, sobre la carretera Ixtapa-Soyaló, a inmediaciones del lugar conocido como «Los Pocitas», donde un vehículo se precipitó a una barranca, cuando sus tripulantes intentaban escapar del grupo de sujetos que intentaban asaltarlos y que hirieron de bala a dos personas.

De acuerdo con los primeros reportes, se sabe que los hechos ocurrieron alrededor de las dos y media de la madrugada, en los instantes que sobre esa carretera circulaba un vehículo Chevrolet Aveo de color azul, con placas DLL 749 A, conducido por una persona de nombre Emilio Urbina Ramírez, cuando en compañía de Ángela Gabriela Z. L., de 26 años, Reyna C. L., de 53; Joel Z. C.; y una pequeña de nombre Gabriela, de 7años; se dirigían al municipio de Soyaló, cuando al llegar al lugar conocido como «Los Pocitos», encontraron la carretera bloqueada con troncos y piedras.

Lee también:  Se desploma avioneta en Comitán

Al percatarse de la situación, el conductor intentó retornar de reversa sobre la carretera, cuando de la oscuridad salieron varios sujetos armados realizando disparos, lesionando al copiloto Joel Z. C., y al conductor, el cual perdió el control del volante y se precipitaron a una barranca de aproximadamente 50 metros de profundidad.

Una persona murió y dos más resultaron lesionadas

Lamentablemente, al ocurrir la volcadura, la señora Reyna C. L. falleció dentro de la unidad, mientras que los lesionados fueron auxiliados por paramédicos de Protección Civil Municipal y llevados a distintos nosocomios para ser atendidos de sus lesiones.

Lee también:  Sangriento accidente automovilístico

Por su parte, elementos de distintas corporaciones policiacas acudieron al lugar para levantar las primeras diligencias y realizar las investigaciones acerca del grupo de asaltantes que opera en esa zona, sin que al parecer se lograra la detención de ningún sospechoso de haber participado en este hecho de sangre.