Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- El fiscal general Jorge Luis Llaven Abarca supervisó los trabajos de las fiscalías de Distrito Selva y Justicia Indígena en el municipio de Ocosingo, donde exhortó a las y los servidores públicos a mantener la justicia siempre al lado de la gente, otorgando una atención más humana y más sensible a la ciudadanía víctima del delito.
Acompañado por Darinel Niño Alegría, fiscal de Distrito Selva; Gregorio Pérez Gómez, fiscal de Justicia Indígena y Gabriela del Socorro Zepeda Soto, secretaria de Seguridad y Participación Ciudadana, el responsable de la procuración de justicia en Chiapas efectuó un recorrido por las instalaciones y saludó al personal, a quienes llamó a atender de manera eficiente y eficaz a la ciudadanía.
Aseveró que a 10 meses de trabajar al lado de la gente, la Fiscalía del Estado tiene un nuevo rostro, pero subrayó que es fundamental el compromiso y responsabilidad de todo el personal humano de atender con seriedad y profesionalismo las diferentes denuncias y situaciones que aquejan a la ciudadanía.
“La gente viene aquí porque cree en la Fiscalía, se está acercando porque está confiando en nosotros y es ahí donde debemos demostrar nuestra vocación de servicio. Lo que más le demanda la ciudadanía es seguridad y justicia, y debemos asumir nuestra responsabilidad que nos toca”, expuso Llaven Abarca.
Por último, el fiscal general señaló que cada día es un nuevo reto para servir a la ciudadanía y cerrarle la puerta a la impunidad: “Todos los días debemos refrendar el compromiso con la gente, como lo hemos venido haciendo desde que comenzamos la nueva etapa de la Fiscalía, trabajemos y caminemos por una Fiscalía más humana y más sensible”.