En 2018, el IMSS brindó más de 37 mil consultas en los tres niveles de atención

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señalaron que a través de un manejo terapéutico oportuno, así como la cooperación de padres y familiares, las niñas y niños con trastornos del lenguaje pueden recuperarse al cien por ciento.

La doctora María del Carmen Rojas Sosa, coordinadora de programas médicos en la División de Unidades de Rehabilitación del IMSS, explicó que cuando el problema del lenguaje no se relaciona con alguna otra alteración sensorial, motora, psicopatológica, ni con lesiones cerebrales la “cura” puede ser en su totalidad.

La especialista indicó que los trastornos de la pronunciación y el tartajeo (tartamudez del niño), son de los problemas más comunes entre las niñas y niños, en ellos no se logran articular los sonidos o las sílabas, las palabras se repiten o duran más tiempo de lo normal y causan una falta de fluidez en el lenguaje.

Lee también:  Promueve IMSS Chiapas medidas preventivas para evitar y controlar la obesidad

El trastorno de lenguaje expresivo es otro de los problemas que presentan los menores, en esta problemática, explicó, se encuentra alterada la capacidad del niño para desarrollar las habilidades del lenguaje: errores graves de gramática, vocabulario casi nulo y dificultades fonológicas, entre otras.

En 2018 se otorgaron en el IMSS más de 37 mil consultas en los tres niveles de atención relacionadas con los trastornos de la pronunciación, del lenguaje expresivo, de la recepción del lenguaje y del desarrollo del habla y del lenguaje no especificado, apuntó.

Lee también:  147 mexicanos mueren al día debido a enfermedades asociadas al consumo del tabaco

La doctora Rojas Sosa señaló que cada niño se desarrolla a su ritmo, sin embargo, hay ciertas pautas de acuerdo con la edad, por ello, la falta de vocabulario, pobre estructura de frases, falta de comprensión del lenguaje, deficiente pronunciación de letras y dificultad para expresar ideas o sostener una conversación son algunos de los síntomas que alertan sobre algún trastorno del lenguaje.

Para realizar el diagnóstico se hacen diferentes pruebas, principalmente estudios audiológicos para verificar un nivel normal, o para descartar alteraciones de la cavidad oral como frenillo corto, de paladar o de dentición; así como baterías psicológicas para identificar problemas de inteligencia, maduración o emocionales.

Precisó que para atender a estos menores, el IMSS cuenta con servicios de comunicación humana y de audiología, cuyo personal médico se encarga de realizar el diagnóstico y brindar tratamiento médico a través de terapia de lenguaje y materiales necesarios para su adecuada rehabilitación.

Lee también:  Invita IMSS a jornada de orientación en salud renal en el Hospital General de Tapachula

La audióloga del IMSS explicó que no existe una terapia innovadora, sin embargo, el grupo multidisciplinario y los especialistas que atienden a estos menores emplean los avances tecnológicos para las sesiones terapéuticas, así como programas computacionales en consultorio o incluso de realidad virtual en casa.