La aplicación llega a la ciudad con más de 120 restaurantes asociados.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, a 21 de noviembre de 2019.- Uber Eats, la aplicación que permite pedir comida de una variedad de restaurantes para su entrega a domicilio y que está presente en 600 ciudades alrededor del mundo y en 45 ciudades en la República Mexicana, ya se encuentra disponible en Tuxtla desde este 21 de noviembre para traer una nueva experiencia al solicitar comida.

Los platillos favoritos ahora están a un clic de distancia. Uber Eats llega a Tuxtla con 120 restaurantes aliados, para poner al alcance de los comensales locales y de los visitantes, toda la gama que ofrece la gastronomía de la ciudad. El límite es el antojo, sin importar la hora ni dónde nos encontremos: en el parque, la plaza, la casa o la oficina.

¿Término de la carne? ¿Sin cebolla? Entre los principales beneficios que tiene la aplicación están: la opción de dejar comentarios para agregar o quitar un ingrediente o dar alguna especificación; la posibilidad de hacer un rastreo en tiempo real del pedido; la funcionalidad de chat directo con el socio repartidor, y poder calificar de manera individual al socio repartidor, al restaurante y cada platillo.

“Estamos muy emocionados de lanzar Uber Eats en Tuxtla. El éxito de la aplicación no sólo radica en que socios repartidores, al conectarse a la plataforma, brinden sus servicios independientes para llevar comida de un punto a otro, sino de generar oportunidades económicas independientes y flexibles para los mismos, así como potenciar el negocio de restaurantes locales con una cartera de clientes más extensa y vendiendo en más y diferentes ocasiones”, señaló José García-Pimentel, Director General de Uber Eats en México.

La aplicación llega a Tuxtla de la mano de 120 restaurantes asociados, entre los que se encuentran:Tacos Señor Rodeo, Pollos Guerrero y Cómeme Gourmet. , entre otros.

Uber Eats genera oportunidades de autoempleo flexible para quienes quieran tener ganancias adicionales; por ejemplo, estudiantes, hombres y mujeres que buscan tiempos flexibles, personas jubiladas, en desempleo o bien, personas que quieren generar ganancias extra en sus tiempos libres, pero sobre todo apoyar a la comunidad chiapaneca. La llegada de Uber Eats a Tuxtla significa potenciar aún más la industria restaurantera, una de las principales actividades económicas en el estado, pues al conectar al usuario con el restaurante, los establecimientos llegan a una nueva red de posibles comensales mediante una mayor visibilidad y alcance”, concluyó José García-Pimentel.